chapinguero.com

El Blog de los Chapingueros


Leonino capítulo agropecuario del TLC

El próximo primero de enero de 2008 entrará en vigor el capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio, donde se liberan de aranceles las importaciones
de maíz, frijol, caña de azúcar y leche.

Cuando se negoció y posteriormente se firmó el Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos, fueron negociados quince años de gracias para «modernizar» el campo mexicano, con la finalidad de reconvertir el sector agrícola y poder eliminar las asimetrías existentes entre el sector agrícola norteamericano y el del país, los sectores de maíz, frijol, caña de azúcar y leche fueron consensuados con los productores, los cuales consideraron que el periodo acordado para la desgravación de estos productos era el suficiente tiempo para poner en igualdad de circunstancias competitivas al agro mexicano, pero la realidad fue diferente y a unas cuantas semanas de la apertura total de estos granos y productos agropecuarios, el campo se encuentra en total indefensión ante las grandes importaciones de los países socios del TLC.

Como antecedente, en la pasada negociación de la ronda Uruguay en lo que se llamó el GATT, uno de los puntos más largos fue la liberación del sector agrícola que pretendía conseguir Estados Unidos de parte de la Unión Europea, tal objetivo no se consiguió y finalmente la liberación fue parcial, selectiva y gradual. El fin de Estados Unidos, principal granero del mundo era inundar de maíz y de trigo a todo el mundo, porque es el país con los más altos niveles de rendimiento por hectárea, así como la agricultura con un alto nivel tecnológico, de igual manera con el más alto grado de subsidios por parte del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, ese nivel de protección del sector agrícola estadounidense tiene una lógica económica de primer orden, ya que el sector agrícola es parte de una demanda importante del sector industrial por su complejo nivel de maquinización y aplicaciones tecnológicas, de manera ponderada el sector agrícola representa una parte significativa del motor industrial de los Estados Unidos, es por ello que su producción y su colocación en los mercados internacionales es un asunto estratégico y para algunos analistas de seguridad nacional.

Nota completa en: www.cambiodemichoacan.com.mx

Agregar un comentario