chapinguero.com

El Blog de los Chapingueros


Crimen contra la humanidad (Javier Sabadell)

La producción de combustibles a partir de cereales o soja ha sido calificada por la ONU de crimen contra la humanidad. La Unión Europea se ha impuesto, como objetivo, que para el 2010 un 6% de los combustibles en el mercado sean de origen bio. Y un 20% para el 2020. Tremendo error. La UE, como tantos otros, se equivoca. Con buena intención, pero se equivoca.

El transporte por carretera en el Reino Unido consume 37,6 millones de toneladas de petróleo cada año. Para este país, la mejor cosecha es la de colza. Una hectárea de tierra produce entre 3 y 4 toneladas de este cereal. Cada tonelada de semilla produce 415 kilos de biodiésel. Una hectárea de tierra cosechada proporcionaría tonelada y media de combustible para el transporte. Luego, para mover todos los vehículos británicos, se necesitan 26 millones de hectáreas. Hay en el Reino Unido casi 6 millones de hectáreas de tierra cultivable. ¿De dónde sacamos el resto? Y si hacemos las mismas cuentas para toda Europa, nos encontramos que para conseguir ese 6% en 2010 necesitamos sustituir 317 millones de toneladas de petróleo por biocombustible. O lo que es igual, Europa habría de destinar 23 millones de hectáreas para producir biodiésel. La superficie cultivada en la Unión Europea es de unos 48 millones de hectáreas. Producir un 6% de combustible bio supone emplear para este fin la mitad de las tierras de cultivo. Insostenible. A escala mundial significa que la mayor parte de la superficie cultivable del planeta debe producir alimento para coches. No para seres humanos.

Nota completa en: www.diariovasco.com

Agregar un comentario